febrero 1, 2019

Habitantes

Habitantes

Conoce a lxs habitantes del Santuario y sus historias. Cada unx de ellxs tiene mucho que contar y ahora mucho que disfrutar.


Génesis fue el primer conejito en llegar al santuario. Fue encontrado cerca de la carretera, suponemos que escapó del camión que lo llevaba a su final. Ahora convive con el Encephalytozoon pero es inmensamente feliz con sus queridas compañeras. Digámosle con amor que ya no es algo, sino alguien.

Chis es una pequeña conejita con Encephalytozoon pero llena de amor y alegría. Le encanta saltar, jugar y hechar largas siestas con sus compis. Eso sí, lo que más le gusta es la verdura fresca y poder disfrutarla por las mañanas. Chis fue abandonada en el patio de una empresa, ya no la querían, era un estorbo. Eso se acabó. Chis ahora es familia.

Noeat la pequeñita asustadiza que fue rescatada de un decomiso donde se encontraba con más de 30 conejxs. Sus necesidades no estaban cubiertas, la suciedad estaba por todos sitios, lo que provocó que cogiera Encephalytozoon. Pero por suerte llegó a su hogar. Ahora noeat es una conejita feliz que le encanta dormir en la barriguita de Génesis y jugar con su amiga Chis. Ella ya es feliz, tiene la vida que merece. ¿Quieres ser parte de su vida?

Juno, la conejita guerrera. Ella llegó junto a su hermana Boira. Ellas dos han estado toda su vida encerradas en una jaula y cuando ya no las quisieron se deshicieron de ellas. Por suerte una persona maravillosa no iba a dejar que les pasara nada malo. Ahora viven en el santuario, su hogar. Ella junto a su hermana tienen Encephalytozoon, por lo que necesitan muchos cuidados. ¿Quieres amadrinar a Juno?

Boira es la hermana pequeña de Juno, también con Encephalytozoon. Muy asustadiza pero curiosa. Poco a poco su miedo va desapareciendo y lo que llegan son ganas de disfrutar, conocer y dejarse querer. Entra en la vida de Boira y ayuda la a que cada mes tenga sus necesidades cubiertas.


Ayla es una conejita que siendo tan pequeña ya ha vivido cosas horribles. Ella fue encontrada en la basura junto a su hermana ya muerta. Sus patitas estaban totalmente peladas y tenía un miedo atroz. Ahora, poco a poco, se está adaptando a su nueva vida con nuevas compañeras que le están dando muchísimo apoyo y amor. ¿Tú también quieres ayudarla?

Hope es la salvadora de los casos más difíciles. Ella, aún siendo pequeñita, ayuda a sus nuevas compañeras a integrarse y sentirse seguras. Hope fue un trabajo de parvulario. La sacaron de la granja para que niños y niñas jugarán con ella. Su final iba a ser el matadero, pero por suerte la persona prefirió que su final fuera totalmente distinto. Ahora es muy feliz en su hogar y su familia. Amadrinala y ayudala con sus gastos veterinarios y alimentación.

Hermione es una bebé juguetona e intrépida sin miedo a nada. Y es que ella sabe lo que es tener una segunda oportunidad, ya que fue rescatada a las puertas del matadero. Hermione a tenido la inmensa suerte de vivir. Y ahora le daremos la vida que realmente se merece. ¿Tú también quieres ayudarla? Apadrinala


El pequeño Peeter es el primer Degú que llegó al santuario. A los pocos días llegaron los 5 hermanos terremoto que corren, saltan y muerden todo aquello que tienen delante. Todos ellos llegaron por no poder ser cuidados por sus anteriores familias. Ahora tienen un hogar donde se les quiere, respeta y cuida. ¿les aceptas como ahijados?


Momo junto a su hermano son dos cerditos vietnamitas, dos hermanitos que nacieron en un parque publico junto a otros cerditos y cerditas vietnamitas por la irresponsabilidad humana. Su madre y su padre fueron abandonados a su suerte y ahora, ellos y sus hermanos, sobreviven a duras penas en ese lugar. Pero estas dos vidas tienen ahora una segunda oportunidad para vivir libres y lejos del maltrato y abandono. Poco a poco empiezan a ver y reconocer lo que es el amor y el respeto. Forma parte de su vida

Wilburg es el hermanito pequeño de Momo. Él es más asustadizo y tras su experiencia con las personas no termina de confiar. Pero él sabe que aquí tiene su hogar y que todxs le queremos muchísimo. Aún que Wilburg prefiera tener su espacio le gustan los mimos y necesita volver a confiar. Dale una oportunidad y ayudemosle a volver a confiar.


Azucar es la más pequeña de las ratillas. Asustadiza pero muy curiosa y cariñosa cuando pierde el miedo. Azúcar disfruta con sus hermanas en el santuario y juntas buscan madrinas y padrinos para cuidarlas desde la distancia. ¿Quieres ser parte de la familia ratil?

Coco es una ratita dormilona y con mucho amor para dar. Ella siempre está pendiente de sus hermanas y las protege cuando tienen miedo. Cuando hace frío todas saben que con ella estarán bien arropadas y sobretodo les habrá montada una camita mullidita y calentita.
Amadrina a coco y forma parte de su vida.


Towanda es la bebé más bebé del santuario. Y como buena bebé mini pig le encanta jugar al pilla pilla y correr con su hermana. Mientras crece en el santuario busca una familia que la amadrine para ayudarla con sus gastos y que la quiera muchisimo!

Moksha es la bebé minipig que llegó al santuario tras un abandono. Llegó junto a su hermana, a la que quiere muchísimo y que le encanta jugar con ella. Ahora viven felices en su nuevo hogar y repletas de amor, cariño y respeto. Si quieres formar parte de su familia entra en el enlace


Baloo el bebé grande que estuvo toda su vida abandonado en la calle. No sabemos cuál fue la causa pero Baloo perdió una de sus patitas traseras. Ahora le estamos ayudando para que coja peso y podamos encontrarle una patita ortopédica para que no le duelan las caderas. Baloo ya tiene un hogar y él lo sabe, esto le hace inmensamente feliz y nos lo deja claro día a día con sus muestras de cariño. Amadrina a Baloo y ayudale a tener sus condoprotectores cada mes.